EL PARECIDO RAZONABLE DEL LAGO BLED A UN LUGAR DE CUENTO

Situado a unos 54 km de Liubliana la capital de  Eslovenia encontramos este paraíso de ensueño, llamado Bled

En temporada alta, durante el verano, el lugar puede llegar al cien por cien de ocupación buscando con tiempo puedes encontrar hostales por 16€ en pleno centro de Bled.

El castillo de Bled es una visita obligada, tiene una antigüedad de más de 1000 años en antiguos escritos, pudiendo tener muchos más años de antigüedad.

 

 

Se encuentra en lo alto de una colina por lo que tendrás que ponerte tu mejor calzado para subir. Cuesta unos 10€ la entrada y dentro puedes encontrar museos que explican su historia o las típicas tiendas de souvenir, aunque lo más bonito sin duda son las vistas.

No puedes irte (si te gusta el dulce) sin probar el postre típico de Bled se llama Cream Cake y cuesta unos 3€ es un pastel de crema y  lo puedes encontrar en toda Eslovenia aunque es original de Bled. Puedes encontrar muchas pastelerías para probarlo en el lugar.

Para continuar tu visita por Bled te cuento que el lago se encuentra rodeado por un precioso sendero a su alrededor de más de 6 km, puedes recorrerlo en una hora aproximadamente. Alrededor hay varias actividades que puedes hacer, hay senderos que te llevan a terrazas y miradores.

En verano habilitan una parte para nadar cuando el lago tiene una buena temperatura, además  hay varias zonas con toboganes. También puedes aprovechar para dar un paseo por el lago en barca, unos 14€ cuesta el paseo y te llevan a la isla que se encuentra en el centro del lago.

La Iglesia de la Asuncion de la Virgen se encuentra en la isla del lago, una vez llegues te vas a encontrar con más de 99 escalones para subir a ella, hay una leyenda que dice que si tocas la campana de la iglesia y pides un deseo este se cumple.

Una de la diversión  del lugar es el tobogán que se encuentra en lo alto de la colina, ideal para pasar un buen rato y apreciar todas las vistas del lugar, además es perfecto para aquellas personas que no tienen buena condición física y quieren aprovechar al máximo. Esta zona en invierno es una pista para esquiar.

Desde algunas de las terrazas o miradores puedes observar todo el lago, te recomiendo sin duda subir para contemplar el lugar.

 

 

Mala Osojnica es uno de los picos en la zona sur del lago, la caminata es larga hasta llegar al lugar pero si dispones de buena condición física las vistas son increíbles.

Este paraíso de cuento es un lugar sin duda para visitar,  para disfrutarlo todo el tiempo que puedas, por ello te recomiendo hacer una visita de mas de un dia.

Hay lugares que nos exigen poco y nos regalan mucho, sin duda Bled es un lugar mágico que vale la pena visitar y dedicarle todo nuestro tiempo si viajamos a Eslovenia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *